COOLSCULPTING

CoolSculpting, la técnica perfecta contra la grasa rebelde Los michelines y las cartucheras son cosa del pasado gracias a este nuevo método, que trabaja con las bajas temperaturas.
 Este es uno de los grandes enemigos para todos aquellos a los que nos gusta realizar deporte. Detestamos su existencia, nos da rabia, no sabemos por qué tiene que existir. El gran objetivo es alcanzar un cuerpazo de portada y para ello es indispensable deshacerse de ella. Pues bien, no te pienses que es misión imposible eliminarla, ya que existe una nueva técnica para acabar de una vez por todas con la grasa localizada y rebelde. Hablamos del CoolSculpting, un sistema que puede ser la alternativa real y eficaz a ese quirófano que tanto respeto e inquietud puede generar. Procedimiento Desarrollado por los científicos de Harvard, esta técnica consigue dar carpetazo a esos cúmulos en las cartucheras o incluso a los michelines. ¿Cómo? Pues administrándole dosis de frío de manera natural a la piel en esas zonas en las que se ubica esa grasa sobrante. De esta forma, este tratamiento elimina las células grasas y el tejido adiposo gracias a las la aplicación de bajas temperaturas y sin bisturí, sin agujas ni tampoco láser de por medio. Y no importa si pesas 60, 90 o 120 kilos, eso es indiferente. ¿Y cómo se hace? Veamos, la forma de proceder suele ser la siguiente: en un primer momento, se hace un análisis de las zonas que pueden requerir la ayuda de esta técnica, como el abdomen o los muslos. Luego, se aplica el frío a la zona durante el período de tiempo establecido y se logra la muerte apoptópica de las células de grasa sin afectar a los tejidos circundantes. Los resultados, que pueden ser definitivos con unos hábitos de vida saludables, se visualizan con el paso de los días.
¿Es efectivo?
Quizás no te acabas de fiar de este método. Pero para tu tranquilidad, debes saber que el CoolSculpting es indoloro, no invasivo y además no requiere anestesia. Es más, lo único que percibirás durante el tratamiento son ciertas succiones como consecuencia de las ventosas administradoras del frío, tal y como asegura su página web oficial. Vamos, que hasta puede ser divertido. ¿Y es efectivo? Pues sí, ya que con un tratamiento es posible eliminar hasta el 20% de grasa del área tratada. De hecho, lo que realmente diferencia CoolSculpting de otros tratamientos de liporreducción basados es que es la única tecnología aprobada por la FDA (Food and Drug Administration de los EE.UU). Y por si fuera poco, más de 20 estudios clínicos avalan su seguridad. Y además, no es necesario ningún tiempo de recuperación, por lo que se pueden realizar sesiones con cierta regularidad, aunque siempre manteniendo la cordura, claro está.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *